Posts Tagged ‘Clichés’

Discriminación laboral

enero 21, 2009

Ayer me sentí un poco mal. Hace un par de meses, cuando me cambié de trabajo, me contactó un profesor de la maestrí para buscar trabajo aquí. La verdad es que tiene un buen perfil, no es “exactamente” lo que necesito, pero ¿quién lo es? En aquella época por cuestiones presupuestales ya no podía contratar a nadie, sin embargo, quien sería su jefe lo entrevistó y me dijo que le parecía bien, pero que le preocupaba el rollo de la edad. Mi profe tiene alrededor de 60 años, yo creo… si no, está bastante cascado! pero bueno. El asunto es que me mandó dos mails en las pasadas dos semanas para ver “cómo iba mi proceso de selección y reclutamiento” y ayer no tuve más remedio que contestarle que gracias pero no gracias.

Me sentí mal porque sin duda es una persona inteligente y con experiencia, y sobre todo es un padre de familia sin chamba, que para como están las cosas, no es algo coqueto. Pero también es cierto que no sé si en realidad él hubiera querido quedarse mucho tiempo, asumir el compromiso de ponerse la camiseta de trabajar aquí y ponerse unas super chingas. Creo que llega una época en la vida donde si bien uno no deja de trabajar, tampoco es un recluta. En fin, además mi jefe ya me había dicho que quería alguien con perfil de abogado administrativo, que fue el argumento que finalmente usé por encima de los que tienen que ver con la edad y los compromisos familiares que mi profe tiene y que a la larga uno resiente mucho no poder cumplir.

Aún así, creo que fui parte de la discriminación laboral que comienza a dejar fuera a los adultos mayores de 50. Lo siento mucho.

Anuncios

Personal del aseo y otros “inferiores”

julio 4, 2008

Yo tengo una extraordinaria relación con las secretarias, los choferes, los office boys, la gente que hace el aseo en mi trabajo. Yo no lo veo mal. Es decir, no veo mal platicar e interesarme por sus vidas, sin embargo estoy segura que hay algunos de “mi nivel” que piensan que soy rara por llevarme con los “inferiores”, a mi la verdad me da igual. Es más, creo que esos que me ven como una persona rara, tienen serios problemas de autoestima, de seguridad, de aceptación de ellos mismos, ya que se manejan en la vida por su posición en el escalafón y en la nómina. Seguramente, aunque no lo he comprobado, si les preguntaras ¿quién eres? contestarían llenándose de orgullo “Director de tal y tal”. No, coño. Eso no eres tu, ¡¡es parte de lo que haces y sí, de lo que te hace, pero no eres tu!! 

Como si el puesto hiciera la vida… me queda claro que no, por más que ese sea el cliché, me queda claro que no.

Obvio hay niveles jerárquicos porque la vida necesita de un orden, esto no es nuevo, pero de eso a *volverte* tu nombramiento, es distinto. Yo disfruto muchísimo mi trabajo, ahora tengo la fortuna de hacer lo que siempre había querido y desde donde había querido. Sin embargo, me queda claro que no será para siempre, puedo ir mejor en la vida (¡ojalá!) o puedo irme para abajo, porque no todo depende de uno mismo, de sus sueños y de su trabajo. Hay coyunturas más o menos benéficas.

Así pues, hoy por hoy disfruto muchísimo de la gente *inferior* de la oficina, y también de la *superior*. En esto sí puedo afirmar, muy a la mexicana que soy ajonjolí de todos los moles. Además, creo que me ha ido mejor que a los que se creen *muy superiores* ya que yo he gozado de pan de nata hecho en casa, del chicharrón en salsa verde más rico del mundo, de poder pedir cosas del mercado y de la tiendita cuando alquien sale, algo que no todos tienen.

*** Muy buen fin de semana *** Mañana se casa una amiga muy cercana y estoy contenta ***

Diálogo (conmigo misma y con usted)

junio 11, 2008

Tomo té de Passion, que a mi me sabe a jamaica cualquiera. Terminé mis labores temprano, luego dije “es la hora de Facebook”, así que perdí algo de tiempo. Empezó a llover y ahora no solo llueve sino que cae un aguacero, por momentos parece calmarse, pero luego regresa. Leí sobre la melancolía en el blog de Estrella y aunque dije que a mi no me pegaba, creo que me pegó. Otra vez el cliché de que los días nublados me deprimen.

Escucho un playlist de regalo, como casi todos los que tengo. Suelo pedir a la gente un playlist o un CD con lo que “ellos piensen” que me va a gustar. Este me lo dio mi amor, y le dio justo al clavo… se tardó meses en tenerlo listo, pero valió la pena; lo único malo es que tiene la canción de Young Folks, que me encanta, si eso no es lo malo. Lo malo es que me trae muy malos recuerdos. Y es que es pinchón que una canción que en algún momento amabas, ahora sea como una nubecita negra que viene a tronar y a llover encima de tu cabeza. ¡Que vayan a la mierda! -eso pensé. Así que ahora me muevo con todo y mi te de Passion con dos de Splenda a una linda canción de Colin Hay. Afuera ya arreció de nuevo.

Se me antoja fumar, pero lo estoy dejando.

Súper cliché

mayo 20, 2008

“Los días nublados me deprimen”

Todo un cliché. Y no es que padezca de esa depresión por la lluvia y la falta de sol, pero un poco sí. También puede ser que es martes y los martes suelo ser poco productiva en mi trabajo y suelen ser malos días, eso al menos es parte del cuento que llevo años contándome y que según mi terapeuta me sale muy bien.

Posiblemente sea tiempo de elegir otro día para que sea el mal día de la semana. O posiblemente debiera también dejar de contarme cuentos y creerme mis propias historias. No, no soy mitómana, pero hay ciertas situaciones que me aprietan los botones que me llevan directo y sin escalas a la paranoia total. Y llevo algunos días con el botón apretado y creyéndome que todo el mundo está en mi contra y que todo es un complot, en mi casa, en mi trabajo, con mi amigos. Ufa.

Me ví llorar en sus ojos hoy y vi como su cara se puso triste porque seguramente no puede entender qué me pasa. Me veía con cara de ¿qué puedo hacer? y yo lo veía de regreso pensando “nada…”.

Lloré toda la comida cuando le había prometido un “lunch date”, cuando aún media hora antes tenía todas las ganas verlo y platicar de su (casi seguro) nuevo trabajo. Y durante la comida, que me supo a sal de tanto llorar, seguía teniendo ganas de platicar de su día, no de mis dramas paranoides… no pude. Además llegué furiosa porque se me hizo tarde, y se lo dije, que no puedo seguir enojándome como a veces me enojo porque me va a dar un derrame cerebral. Él, encantador como siempre, me dijo que se pondría muy triste.

No pude hacer de la comida el momento que había querido tener toda la mañana, por él y por mi. Fallé y entonces me fallé a mi otras mil veces por ser tan egoista. Me fallé porque es martes, está nublado y yo me la sigo creyendo.

Carajo.

  • Ciudadanos del Mundo

  • Any given sunday Celebrites uncensored Clichés Construcción Del Corazón Dominando la técnica Fiesta! Furia Ibero-Hell I just love it!! Internet Mal día Me da miedo Mini Frustraciones Miopía renovada Muerte chiquita Navidad buuffff No mames No me chinguen!! Opiniones Paranoias Post Personalizado Psychokiller ReConstrucción Soy Fans Sueños SUPER Frustraciones Un mundo mejor Vacaciones de verano Wondering around Ánimos destructivos
  • Anuncios