Posts Tagged ‘Construcción’

Crónicas del domingo

junio 8, 2009

Ayer me desperté como a las diez de la mañana y anduve ahí vagando por los canales de tele mientras me comía un rico huevito con jamón y toritillitas de nopal (ampliamente recomendables!!), cuando por fin me deshice de la hueva me puse el short y los tennis y me fui a correr al parque. Iba yo en mi segundo kilómetro, asombrada de que a pesar de haber estado fumando mucho últimamente, llevaba buen paso y mi corazoncito no estaba por explotar; en eso, como todo mi domingo estaba resultando demasiado bueno para ser verdad, sonó el teléfono (que tengo prohibido dejar abandonado, ni para ir a correr, ni al baño ni a nada, ya es como una tercera mano) y era mi jefe para pedirme varias cosas.

Me puse a resolver esos asuntitos, a pedir unas fichas informativas, a lidiar con la niña que estaba de guardia que no tiene una pizca de sentido común o de seguridad en sí misma -pobrecita- y le cuesta muchíiiiiisimo trabajo hacer y decidir cosas. En fin, termine de trabajar, más no de hacer ejercicio y ya mejor me fui a mi casa a bañar. Comí rico con mi mamá y me fui a buscar una sala para mi casa… no compré nada porque todo me parece muy caro y no estoy segura de que algo de lo que he visto me súper-enloquezca… total, nomás compré unos cojines padres para las sillitas del comedor.

Cuando llegué a mi casa, me invadía un sentimiento Lupitad’alessiesco de Hoy voy a cambiar. Creo que fue por el hecho de haber ido a hacer un poquito de ejercicio. Decidí comenzar una de esas tareas de las que luego te arrepientes: ordenar papeles, ordenar libros, hacer archivos, tirar basura; a pesar de que sólo tengo UN MUEBLE con entrepaños y libros y unas puertitas abajo, es impresionante cuánta mierda cabe en esas puertitas. Cuando ví que la tarea parecía misión imposible pedí refuerzos a mi mejor amiga y abrimos una botella de vino.

Fue un buen domingo de limpieza y de ver a dos de las personas que más quiero en el mundo, a mi mamá y a Mariana.

Entre las cosas que tiré estaban cientos, en serio, cientos de tickets de cuando pagas con tarjeta de crédito o débito; membresías a mierdas que no te dan nada como tiendas GNC o BodyShop (que te hacen el 30% de descuento en tu cumpleaños… ¿cuándo coños pasa uno su cumpleaños en un BodyShop????), papelitos con teléfonos que no sé de quien son, recuerditos y mamadas de bautizos y bodas, la foto que me tomé en algún evento social con el putito de Jedi R, medicinas caducas, y no sé que más.

Entre los hallazgos maravillosos del mueblecito están mi bolsita de maquillajes de MAC con la colección entera de brochas que yo ya daba por perdida, dos de mis anillos favoritos más todo mi joyerito (ahí si ya no me metí a ver qué más había), una cartita de amor que escribí cuando fui a San Francisco hace tres años y nunca entregué, una foto de un exnovio de la universidad que me hizo ver mi suerte pero sale muy cute con una perrita que “teníamos” en esa época, unas tarjetitas que me dio mi mamá cuando me fui a vivir sola, El Proceso de Kafka que juré había dejado en algún hotel o avión.

Después de una botella de vino, me fui a ver el programa del Hombre Árbol, qué cosa tan horrible. Eran las diez de la noche y estaba rendida… dormí más horas de las que ya estoy acostumbrada y amanecí sintiéndome como un trapo. Carajo, apenas es lunes y me siento cansadísima, creo que dormí de más!!

Anuncios

Ahorita que tengo tiempo

marzo 5, 2009

Tengo varias cosas pendientes pero conservo la calma del sueño profundo. Nunca tuve problemas para dormir, pongo la cabeza en la almohada y duermo perfecto o casi perfecto hasta el día siguiente. Soy morning person, amo las mañanas y me comienzan a fastidiar las largas tardes laborales o bien, las pedas infames en las que ya ni se platica de nada y es el puro necear de las 4 am.

Entre mis pendientes más importantes están arreglar los papeles y el trámite de mi coche, que se quedó sin tarjeta de circulación y por lo tanto sin verificación, con multas y más bien guardado en casa. Otro pendiente importante es el de inscribirme en el gimnasio para ir a la hora de la comida; bien dicen que después de los 30 es complicado cambiar el metabolismo y el cuerpo, entonces tengo que aprovechar que siempre hice ejercicio y que algo de “memoria” deben tener mis adquiridas carnes y gorditos. Tengo piernas fuertes y buena condición, no dudo en que pueda volver a correr, si es que el cansancio no me vence y prefiero dormir a esa hora que correr a Sports World.

Recientemente me cambié  de trabajo dos veces. Primero me fui siguiendo a mi jefe a una oficina bastante conflictiva, a intentar trabajar sobre un tema prioritario para este Gobierno. El esfuerzo se hizo, el trabajo diario también… nos fue bien, aprendí lo que es verdaderamente la administración pública y las dificultades que significa lidiar de verdad con la mera mera burocracia. Sin duda, una experiencia difícil de explicar, muy dura, muy desgastante, enriquecedora también pues me hizo valorar aún más mi tiempo, a mi familia, a mi equipo de trabajo, a mi jefe. Ahora regresé al lugar de donde salí para comprobar que aunque aquí se trabaja igual de fuerte, las mismas horas (o más) y con muchas presiones, este sigue siendo un lugar familiar, amable. No me cabe la menor duda que el ambiente laboral representa la mitad de cuan contento puede uno estar en su trabajo.

Tengo que decir que tengo la camiseta doblemente puesta en mi trabajo, que admiro muchos esfuerzos de este Gobierno, que me enojo y cuestiono muchas cosas también. Tengo que decir también que cuando uno mira desde la trinchera las cosas parecen complicadas… que aquí nadie piensa que las cosas son fáciles o se resuelven bien y al 100. La crítica constante, la descalificación a mi trabajo por gente que quiero y que conozco desde hace mucho tiempo me duele, no porque uno desde acá no acepte el cuestionamiento o las dudas de lo que podríamos llamar la calidad en el servicio, sino porque muchas veces se basan en críticas irresponsables o en señalamientos que harían(mos) a cualquier otro Gobierno, me duelen porque asumen que los que estamos aquí somos ciegos… que yo dejé de creer en cosas… que me vale madres México… y precisamente ahí está el detalle: estoy aquí porque es mi mejor esfuerzo.

El día de hoy, que me espera una larga noche, tengo tiempo -y ganas- de escribir cómo estoy, más allá de que me llamen “Sayayin”, más allá de lo que hice el fin. Me siento contenta. Me siento cansada también. Volviendo al principio o eje rector para este año, continuo en el camino de construirme a mi, de construir mi futuro y mejores relaciones. Creo que el plano laboral lo tengo relativamente resuelto, porque uno nunca sabe, el otro, el personal, ha sido siempre un poco más complicado porque tengo esta tendencia a relacionarme con personas muy complicadas, y hasta cierto punto, hasta me atrevería a decir que peligrosas. En eso sí que la labor de la construcción se me ha hecho complicada, se me aguada la mezcla, me falta grava y varillas para afianzar… o qué se yo.

Ahora me encuentro enamorisqueada de un señor, que odia que le diga señor, pero considero que a los casi 40 no hay otra palabra. Tiene tres hijos, una grande y dos chiquitos. Me fascina y me hace muchísimo reir. Me asusta porque sólo tres veces en mi vida me enamoré de alguien más grande que yo, lo mío lo mío lo mío siempre han sido los chavitos dos o tres años más chicos que yo. Y siempre han sido mi dolor de muelas, tengo que aceptarlo. El señor me encanta, hay algo en él que me tiene como loca, literalmente babeando. Lo veo poco y tampoco ha pasado mucho entre nosotros, en realidad.

En fin, que me encuentro contenta, tranquila, siento que tengo muchas cosas por hacer y este 2009 parece un año muy promisorio.

  • Ciudadanos del Mundo

  • Any given sunday Celebrites uncensored Clichés Construcción Del Corazón Dominando la técnica Fiesta! Furia Ibero-Hell I just love it!! Internet Mal día Me da miedo Mini Frustraciones Miopía renovada Muerte chiquita Navidad buuffff No mames No me chinguen!! Opiniones Paranoias Post Personalizado Psychokiller ReConstrucción Soy Fans Sueños SUPER Frustraciones Un mundo mejor Vacaciones de verano Wondering around Ánimos destructivos
  • Anuncios